5 👍 APRENDIZAJES👨‍💻DEL👩‍💻AÑO 2020⏭

2020

2020

5 COSAS QUE TUVISTE QUE HABER APRENDIDO EN EL 2020

Muchas son las vivencias que nos ha tocado experimentar en este año 2020. Dependiendo del lente con que se vea, se puede ver como un vaso medio lleno, o medio vacío. Me atrevo a decir que solo muy pocos lo ven como un año lleno de aprendizaje y de oportunidades. Para aquellos no tan optimistas, es mejor rogar que el 2020 no se repita al menos en 100 años 😉.

Algunos han sobrevivido y otros lamentablemente han perecido dejando tristeza en muchas familias. Otros han aprovechado el “COVID ride” y han aprendido a surfear la ola hasta llegar a la orilla sanos y salvo. Otros, en cambio, se han quedado estancados en la idea de que ha sido el año más fatídico de la historia de la humanidad y continúan hasta la fecha quejándose de lo mal que les ha ido.

Ese toque de “suerte” que a veces no es tener la dicha de que las cosas te salgan bien, sino más bien de tener la resiliencia, la habilidad, la paciencia, la creatividad, y el entusiasmo de convertir momentos de crisis en oportunidades. Atributos fáciles de decir, pero no tan fáciles de tenerlos totalmente desarrollados en cada uno de nosotros. De igual manera, te los explicaré a continuación para los puedas considerar al querer convertir lo malo en algo “bueno”, y como todo un alquimista convertir todo lo que tocas en ORO. A continuación 5 cosas que tuviste que haber aprendido en el año 2020:

No te quejes por lo que no tienes y agradece por lo que tienes

QUEJA

Tenemos la costumbre de siempre anhelar mucho y por ende quejarnos, pero poco hacemos para agradecer por lo que tenemos. Mira a tu alrededor conscientemente, y observa lo que tienes, tus medallas, tus trofeos, tus reconocimientos, tus fotos, tu casa, tu carro, tu moto, tu bicicleta, tu celular, todo lo material que tengas. Agradece que tienes agua caliente, luz, internet y demás servicios que para muchos en el mundo sería un lujo tenerlos. Haz ese ejercicio al menos dos veces por semana y verás los cambios positivos en tu actitud.

Aférrate a tus seres queridos y al amor que sientes por ellos

SERES QUERIDOS

Aferrarse al amor parece sencillo, pero a veces nos cuesta decirle a alguien cuanto lo quieres, si no lo has hecho porque sientes pena, te aconsejo que comiences al menos escribiéndoselo 😉 Retoma las relaciones perdidas, pero valiosas. Perdona y pasa la página. Convierte el odio y el resentimiento en amor, así no sea correspondido. En momentos de COVID, no sabes lo reconfortante que es poder tener a alguien al lado, abrazarle y decirle lo importante que es para ti. Un beso y un abrazo cambian el rumbo de cualquier barco.

Vive el ahora conscientemente

Evalúa tu entorno y disfruta de las cosas mínimas que te ofrece la vida, desde respirar, caminar, poder contar con tus 5 sentidos perfectamente. Poder ver el cielo y decir con libertad “que pequeños somos”. En la pandemia nos dimos cuenta de que las cosas básicas, pequeñas y sencillas tiene un valor inimaginable, tanto así que nos obligaron a encerrarnos en nuestras casa, pero esa felicidad por tener más tiempo libre y descanso duró poco, porque ya al cabo de un par de meses ya estábamos desesperados por salir e interactuar con la gente de manera normal.

Tu trabajo no lo era todo, tu resiliencia sí

Si la pandemia colocó en una mala situación financiera la compañía para la cual trabajabas y eso implicó tu suspensión temporal o definitiva, entonces es hora de buscar soluciones. Simplemente busca otro empleo en tu misma área, si no tienes suerte, te tocará buscar en el baúl todas aquellas cualidades extras que tengas, como por ejemplo; herrería, carpintería, repostería, manejo de un segundo idioma, etc. Cuando la hayas detectado, entonces ve la forma de monetizar dicha actividad. Recuerda, no hay tiempo que perder, solo hay tiempo para reinventarse y seguir.

Invierte en ti

INVIERTE EN TI

Si no cumples con el punto anterior, entonces no te decaigas. Existen miles de oportunidades allá afuera esperándote, así que es hora de buscarlas. Si siempre habías soñado con romper con la monotonía del trabajo de toda una vida, este es el momento para tomar esas decisiones y emprender, aunque te parezca un poco arriesgado, pero la necesidad es tu mejor consejera en tiempos de crisis. Así que empieza a creerlo.

Invertir tu dinero en ti mismo, es una de las mejores decisiones que pueden tomar en tu vida, porque estás invirtiendo en el activo más importante, . Así venga la crisis más férrea y cruel posible, nada ni nadie te podrá quitar lo que sabes.

Si uno de tus sueños siempre fue mejorar tu inglés, por ejemplo, entonces busca las opciones disponibles en el mercado, que son muchas, por cierto. No te diría que buscaras la mejor o la más económica, pero si te dijera que buscaras la opción que más te inspire a seguir. Sea cual sea la disciplina a la cual desees incurrir, busca personas que te motiven, que te guíen, que te ayuden a alcanzar tus objetivos, no busques profesores, busca maestros inspiracionales.

La clave es concientizar que estamos viviendo tiempos distintos y que no podemos seguir utilizando la misma fórmula que solíamos usar para resolver nuestros problemas del pasado para resolver problemas actuales. En pocas palabras se llama esto se llama adaptación, adecuación o como muchos lo llaman evolución.

No estamos para discutir si estás de acuerdo o no, o si esto es producto de una conspiración que busca establecer un nuevo orden mundial. Eso se puede discutir o debatir en otro momento, lo que si debemos tener claro es que no podemos perder tiempo lamentándonos cuando los compromisos de pago se mantienen en pie y cuando el mundo sigue girando. Busquemos soluciones y accionemos. Hazlo antes de que se tarde, porque mientras tu lo piensas ya muchos comenzaron, entonces ¿qué esperas? Are you ready?

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *